Expertos en
irritaciones de la piel
cómo cuidar la piel en noviembre

Cómo cuidar tu piel en noviembre

08/11/2018

Noviembre es, a la vez, momento de cuidar la piel para que comience su preparación para el invierno y de protegerla del frío, el sol y el viento, ya que podemos seguir realizando actividades de deporte al aire libre. ¡Hoy te explicamos cómo tratar tu piel en esta época de transición! 

La forma de mantener la barrera protectora de nuestra piel fuerte en todo momento es conservar su hidratación

Exfoliación

Después de las exposiciones prolongadas al sol, la acción de agentes externos  nuestra piel puede verse apagada o reseca. Exfoliar suavemente, con productos que no agredan la capa protección de la piel y que, además, contengan agentes hidratantes, eliminará las células muertas y hará que tu piel vuelva a su luminosidad y elasticidad naturales.

Hidratación

La forma de mantener la barrera protectora de nuestra piel fuerte en todo momento es conservar su hidratación. Especialmente las zonas sensibles a la exposición a agentes agresivos como el sol, el frío o el sudor.  Aplica una crema hidratante cada día tras la ducha y dedica un cuidado especial en estas zonas  que lo necesitan, es decir, las más sensibles o las que se presenten especialmente secas. Trata estas zonas con Halibut Pomada Regeneradora y su composición basada en ingredientes que favorecen la regeneración de la piel como el óxido de zinc, agentes hidratantes como la vitamina A y componentes como la lanolina que evitan la pérdida de hidratación de la epidermis.

Protección solar

Todos conocemos los efectos nocivos para nuestra piel y nuestra salud que puede provocar la exposición al sol, pero si no vamos a la playa, se nos olvida protegernos. Sin embargo, ¡el sol sigue ahí y sus rayos siguen llegando a tu piel! Tanto si corres por la ciudad, como si realizas actividades de montaña o, simplemente, vas a pasar muchas horas al aire libre, ¡no te olvides de la protección solar!

Protección del frío y el viento

Si practicas deporte, hidrátate regularmente bebiendo agua en pequeñas tomas antes, durante y después del ejercicio. Viste prendas deportivas de tejidos naturales transpirables para asegurarte de que la piel respira de forma adecuada, de esta forma evitarás la aparición de rozaduras e irritaciones.  También, es fundamental proteger, hidratar y reparar la zona naso-labial con Halibut bálsamo nariz y labios.

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies ACEPTAR
Aviso de cookies