Expertos en
irritaciones de la piel

Irritaciones de la piel.

Se define una irritación de la piel como un estado inflamatorio con reacción de picor o dolor.

Una piel puede irritarse con facilidad si se trata de una piel sensible, pero cualquier tipo de piel se puede irritar porque se está viendo agredida desde fuera (sustancias químicas, cosméticos, cambios térmicos, exposición solar, heces, pipi, saliva,..)

La piel irritada se manifiesta visualmente con un enrojecimiento, pudiendo en ocasiones presentar erosiones e incluso ampollas y exudación de líquido. Es frecuente que se acompañe de picor y dolor.

Según la gravedad de la irritación puede ser preciso tratar la zona con cremas o lociones cicatrizantes y calmantes, o bien puede ser necesario el uso de cremas de corticoides en casos de dermatitis más graves.

Piel irritada

Ejemplos de pieles irritadas:

  • Rozadura en la piel

    Rozaduras

    Aparecen donde algo externo roza con la piel. En primer lugar hay que buscar la causa de la rozadura (ropa, calzado, elástico de pañal,…) y hacer lo posible por evitar que continúe afectando en la misma zona.
    ¿Cómo aliviar las rozaduras de la piel? Limpiar la piel con agua fresca y aplicar una crema regeneradora. En ocasiones es preciso usar algo que aísle la piel para protegerla del roce continuado ( gasas, algodón, cremas protectoras…).

  • Rojeces en las mejillas

    Rojeces

    La piel sensible tiende a enrojecerse con facilidad, y más aún si se ve agredida. Es la causa más común de eritema (rojez) facial, y con frecuencia se asocia a cuperosis (venitas). Conviene evitar cambios bruscos de temperatura y usar cremas específicas para pieles sensibles y/o con rojeces.

  • Quemadura en la mano

    Quemaduras

    Según la profundidad, la quemadura puede ser de primer, segundo o tercer grado. Si sólo hay enrojecimiento (1er grado)
    ¿Qué primeros pasos hay que dar ante una quemadura?
    En caso de una quemadura leve, los pasos a seguir son limpiar la piel con agua fresca y aplicar una crema regeneradora adecuada para pieles irritadas, varias veces al día. En casos más severos, conviene que la quemadura sea vista por el médico.

Pieles irritadas y deporte

Tomar agua

La práctica de deporte de forma regular tiene incontables beneficios para la salud. Pero el ejercicio intenso y prolongado puede producir lesiones en diferentes órganos, entre ellos la piel. El roce, el sudor y el sol son los principales responsables de esas lesiones, y existen medios, sino para evitarlos, sí para reducir sus efectos.


Debido al calor, la ropa y el sudor, las rozaduras e irritaciones aparecen con mucha frecuencia. Las zonas más sensibles son los pies, seguidos de las axilas, las ingles y también los pezones. Para evitarlas se aconseja el uso de vaselina o crema protectora en dichas zonas, no solo el día de la competición, sino también en los días previos y también en los entrenamientos. Es recomendable el empleo de antitranspirantes si la transpiración es excesiva.

El roce El sudor El sol
Crema protectora

Se debe usar siempre un protector solar en las zonas no protegidas con la ropa, incluyendo labios y cuero cabelludo. Se recomienda elegir un producto resistente al agua y al sudor. No hay que olvidar que en competiciones muy largas (ultramaratones, triatlones…) el efecto protector de la crema no alcanza la duración de toda la prueba y sería conveniente repetir su aplicación. Si a pesar de la protección se produce quemadura, se debe tratar con crema calmante y a veces con crema de corticoide

Higiene contra irritación

Después del ejercicio debemos ser muy cuidadosos con la higiene. Es fundamental secar de forma rápida las partes más sensibles y expuestas al roce con la ropa una vez finalizada la actividad, así como aplicar cremas o lociones hiperhidratantes y regeneradoras.

Pomada regeneradora

En general, el adecuado cuidado de las pieles irritadas a causa de la práctica deportiva evita la aparición de complicaciones como pueden ser las sobreinfecciones cutáneas o las ampollas. Una crema emoliente con elevada capacidad reparadora, regeneradora y antiinflamatoria cumple dicha función.

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies ACEPTAR
Aviso de cookies