Expertos en
irritaciones de la piel
Crema regeneradora para tatuajes

Cómo cuidar de tus tatuajes

10/05/2018

Los tatuajes hace tiempo que dejaron de ser exclusivos de marineros y rockeros. Hoy en día desde pequeños detalles con un significado especial a verdaderas obras de arte se plasman en la piel. Pero no solo es importante escoger un buen profesional, sino también realizar los cuidados posteriores para que el tatuaje luzca perfecto. El proceso de curación suele durar entre 7 y 14 días según el tipo de tatuaje, tamaño y zona del cuerpo.

Es recomendable repetir el lavado y la aplicación de crema unas 4 veces al día durante alrededor de 14 días, dependiendo del tamaño y el lugar del tatuaje

Estos son los pasos a seguir:

Vendaje: Tras realizarte el tatuaje, el tatuador te colocará un vendaje para protegerlo de posibles infecciones. Dependerá del tamaño del tatuaje, pero el tiempo mínimo que deberás llevarlo no será nunca inferior a las 2 horas, y puede llegar a más de 24 dependiendo de cada tatuaje, sigue las instrucciones de tu tatuador al respecto.

Lavado: Una vez retirado el vendaje (lávate las manos para hacerlo), lava el tatuaje con agua templada y jabón antibacteriano sin aromas ni perfumes. Retira los restos de tinta para que no se forme costra demasiado pronto. No uses ni toallas ni esponjas, ya que podrían contener bacterias, tampoco lo pongas directamente bajo el agua. Aplica agua con las manos limpias y seca sin frotar, dándole pequeños toques con un papel. Deja que se elimine el exceso de humedad dejando el tatuaje al descubierto. Controla que no roce con la ropa u otros materiales.

Crema: Una vez seco, aplica una fina capa de crema protectora y regeneradora, hasta que la piel la absorba.

Es recomendable repetir el lavado y la aplicación de crema unas 4 veces al día durante alrededor de 14 días, dependiendo del tamaño y el lugar del tatuaje.

Halibut Cicatrices

La crema regeneradora Halibut Cicatrices cuida, hidrata y ayuda a la cicatrización y regeneración de la piel tras un tatuaje.  Su fórmula alta en pantenol protege la piel frente de sustancias irritantes y mantiene el grado de hidratación necesario para una correcta cicatrización. La centella asiática acelera la regeneración, previene la queloides y la aparición de cicatrices hipertróficas y repara la piel. Por último, la vitamina A aumenta la síntesis de colágeno y regula la formación de queratina evitando la descamación.

 

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies ACEPTAR
Aviso de cookies