Expertos en
irritaciones de la piel
nene

Cómo no ser un drama de mamá

28/03/2014

Hay un día en el que te das cuenta de que te has hecho mayor cuando te oyes a ti misma repitiendo a tus hijos las mismas frases que tu madre te decía a ti y que odiabas. En ese momento puedes sentir un poco de vértigo y pensar que la cosa está adquiriendo tintes dramáticos.

Famosas frases como “cómete la sopa”, “como yo vaya, te vas a preparar”, “ya te lo decía yo”, y otras por el estilo, ¿os suenan?

Es bueno para la salud mental, no convertir la crianza en un drama continuo.

Famosas frases como “cómete la sopa”, “como yo vaya, te vas a preparar”, “ya te lo decía yo”, y otras por el estilo, ¿os suenan?

Aunque tener un hijo es un cambio en la vida trascendental, que hace replantearse todo lo que uno es y todo lo que hace, es bueno para la salud mental, no convertir la crianza en un drama continuo. Aunque nos parezca cuando tenemos por primera vez a nuestro bebé recién nacido en brazos, que vamos a ser unos auténticos inútiles para cuidarlo, la realidad es que la mayoría de personas lo hacen –lo hacemos- “bien” o como mínimo todo lo bien que podemos.

Las 10 recetas para no ser una drama de mamá:

1. Educar con sentido común, con frecuencia el menos común de los sentidos.

2. Ser flexible: con niños pequeños es bueno no tener planes muy rígidos.

3. No perder el sentido del humor. Básico para educar con humor y para sobrellevar algunos días duros…

4. Ser consciente de que todo pasa. Cuando te sientes en un túnel, es difícil ver la luz al final. Pero la hay. Los hijos crecen y las noches sin dormir lo son por otro motivo.

5. Guardad un espacio y un tiempo para vosotros mismos y para la pareja. Aunque cuando los niños son muy pequeños sea un porcentaje muy pequeño de nuestro tiempo, poder “coger un poco de aire” suele resultar muy positivo.

6. Intentar descansar de forma adecuada. Cuando estamos cansados, tenemos menos paciencia y es más fácil perder los nervios.

7. Compartir con familiares y amigos nuestras inquietudes y nuestras dudas. Muchas veces solamente explicando las cosas y sintiéndonos escuchados se alivia la tensión.

8. Si puedes elegir….la dedicación de los primeros dos años es tan intensa que aumentar la familia antes de que el pequeño tenga esa edad es para valientes!

9. Cuenta hasta 10. Cuando acabes, igual es bueno volver a contar hasta diez.

10. Piensa en positivo: para la mayoría de niños sus padres son los mejores padres del mundo, así que casi sin hacer nada….tenemos mucho ganado!

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies ACEPTAR
Aviso de cookies