Expertos en
irritaciones de la piel

La piel del bebé

La piel del bebé, y en concreto la del recién nacido, tiene unas características que la diferencian de la del niño mayor y la del adulto.

Presenta un estrato córneo (la capa que recubre la epidermis) más fino, un pH menos ácido y una capacidad de regeneración lipídica reducida. Todo ello produce: una mayor pérdida de agua a través de la epidermis, dificultad en la regulación térmica, más riesgo de sobreinfección, fragilidad cutánea y mayor absorción de medicamentos de aplicación tópica.

Problemas de
la piel del bebé:

La piel del bebé, por las características arriba mencionadas, tiene una mayor tendencia a deshidratarse y a sensibilizarse. Los problemas más habituales en la práctica son los siguientes:

Piel atópica

Piel atópica

Es un tipo especial de piel, que viene determinado genéticamente. Presenta una dificultad extrema en la formación de las grasas de la piel y como consecuencia se muestra como una piel seca con tendencia a presentar eczemas. Puede afectar a todo el cuerpo. En ocasiones se asocia a alergias, problemas respiratorios y oculares. Tiene una tendencia a mejorar con la edad.

Piel irritada

Irritaciones

Las zonas más proclives a la irritación son aquellas que contactan con la humedad (pañal, perioral), pliegues o zonas de fricción, y cara, por estar expuesta a agresiones externas. Es conveniente aplicar en estas zonas productos específicos que les ofrezcan protección y regeneración, así como aislar las zonas de la humedad.

Piel intolerante

Piel intolerante

La piel del niño puede mostrar desde muy pequeño una extremada sensibilidad y reactividad, lo que hace que precise de productos de higiene que no sean agresivos y productos cosméticos que ayuden a regenerar la piel y a calmar el enrojecimiento.

Dermatitis del pañal

Dermatitis del pañal

El culete es la zona "irritable" por excelencia, por lo que le dedicamos un apartado especial más abajo.

Crosta láctea

Crosta láctea

Se manifiesta como la aparición de una especie de película blanco amarillenta adherida al cuero cabelludo. Es más frecuente en niños con piel atópica. A pesar de ser un proceso banal es un motivo frecuente de angustia paterna.

Dermatitis del pañal

Dermatits del pañal

¿Por qué se produce?

El contacto continuado de las heces y el pipí con la delicada piel del bebé es la causa fundamental de las irritaciones en esta zona. Puede manifestarse como simple enrojecimiento o en casos más avanzados, pueden aparecer erosiones o incluso complicarse con sobreinfección por hongos o bacterias. Algunos cambios que experimenta el bebé favorecen la aparición de dermatitis, como la dentición, cambios en la alimentación, problemas gastrointestinales, toma de antibióticos, etc...

¿Qué cuidados requiere?

Para cuidar la piel del bebé, conviene limpiar con lociones suaves sin detergentes y sin perfumes. Aplicar siempre una crema o pasta protectora. Ante la mínima irritación hay que comenzar con productos a base de óxido de zinc para crear una barrera protectora en la piel del bebé y darle la oportunidad de autorepararse. Y, si además contienen vitamina a para estimular la regeneración de la piel, mucho mejor. En caso de persistencia de una dermatitis, el médico debe valorar una posible sobreinfección o el desarrollo de una posible dermatitis de contacto.

Pomada para rozaduras

¿Debo cambiar el pañal más a menudo?

El pañal debe mantenerse sin humedad y sin resto de heces. Sin embargo un cambio y limpieza excesivos puede dificultar la normal regeneración de la epidermis. Busquemos un término medio.

¿Mejor no aplicar crema protectora si no tiene problemas?

No, la principal función de las cremas protectoras es evitar la aparición de dermatitis. Si el producto fue diseñado para cuidar la piel del bebé, su aplicación tras cada cambio de pañal le ayudará a evitar la aparición de dermatitis.

¿Debo cambiar de marca de pañal?

Por lo general no. La alergia al material de los pañales (celulosa casi en el 100 %) es excepcional. Si se observa una persistencia de irritación en la zona de los elásticos, puede deberse a una dermatitis de contacto y en este caso sí puede ser necesario estudiar la posible alergia y cambiar de marca.

Como cuidar la piel
Burbujas baño

Higiene del bebé. Consejos generales.

Bebé durante baño

El baño

Conviene elegir productos de ph ácido o neutro, no sobrecalentar el agua (no superar los 36 ºc), secar sin friccionar e hidratar con cremas emolientes, preferentemente sin perfumes.

Secando un bebé

Frecuencia del baño

Si el niño tiene piel normal puede ser bañado a diario. Si tiene la piel atópica puede que su médico le recomiende bañarlo a días alternos o incluso con menos frecuencia.

Masaje después del baño

Masaje

El momento del masaje puede ser un momento ideal para la relación del adulto con el bebé y para su relajación. Hay que tener en cuenta que la mayoría de aceites para masajes no han sido formulados pensando en la piel del bebé. Puede ser preferible realizar el masaje con crema hidratante o con aceites especiales para bebé.

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra Política de Cookies ACEPTAR
Aviso de cookies